Nutrición y actividad física

Falsas creencias sobre los alimentos   

Existen numerosos mitos y falsas creencias relacionadas con la salud y la alimentación. Muchos de ellos los escuchamos por la calle, pasando de boca en boca y siendo tomados como reales cuando, según se va conociendo, no tiene nada de verdad. Por esto, hemos sacado una pequeña lista de estos mitos para desmontar algunas falsas creencias.

 Comer chocolate provoca la salida de granos 

Pues no. Aquella advertencia de nuestras madres y abuelas acerca de que el chocolate provocaba la aparición de granos no tiene ninguna base. Los estudios más recientes demuestran que este tipo de alteraciones se deben al estress o a alteraciones hormonales. Por eso son tan frecuentes en esas edades en las que las hormonas andan revolucionadas.

El pobre chocolate ha sido objeto además de otras acusaciones:  provoca dolor de cabeza, obesidad, alergia, caries… Sin embargo, estas enfermedades no las provoca de forma directa el chocolate, si su consumo es moderado.

Por otra parte, también se considera al chocolate como un alimento afrodisiaco. Sin embargo, esto no ha sido demostrado científicamente.  

Hay que tomar mucho aceite de oliva 

Hace bastantes años afirmaban que el aceite de oliva no era bueno. Más tarde, que era lo mejor para la salud y que había que tomar mucha cantidad. Pues bien, como suele ocurrir, ni una cosa ni otra. Este aceite contiene las mismas calorías que otros tipos. Es cierto que el tipo de grasa de este aceite es poco saturada, lo que evita la formación de placas en las arterias.  

Sin embargo, no deja de ser un alimento muy calórico, que aumenta de peso como cualquier otro con las misma calorías, por lo que no es muy recomendable tomarlo en exceso. Por otra parte, a niveles calóricos,  el aceite frito NO engorda más que el crudo. Su calentamiento no modifica el aporte calórico de grasas. 

Las lentejas son el alimento que tiene más hierro 

Otro mito fomentado por las madres y abuelas que se desmorona. Las lentejas no contienen tanto hierro como siempre se ha dicho. Alimentos como las carnes rojas, las almejas, los mejillones, algunos pescados y frutos secos como las pipas de girasol, aportan más cantidad de este mineral al organismo que las lentejas.  

Además, el hierro de las legumbres y de las verduras se absorbe peor, mientras que la vitamina C ayuda a asimilarlo.  El hierro, que ayuda a crear glóbulos rojos, puede hacer daño en cantidades excesivas. El ácido fítico presente en las legumbres y verduras mantiene controlado el exceso de hierro.   

Beber agua durante la comida engorda  

Nunca. El agua no tiene ninguna caloría. Lo que si es cierto es que si se toma antes de las comidas, puede dar sensación de saciedad, haciendo que se coma menos. Pero el agua, hay que tomar al menos dos litros al día, no engorda nada.   

La fruta no engorda 

Pues depende. Las frutas engordan como todos los alimentos, dependiendo de las calorías que aporten. Por ejemplo las naranjas, que no se asocia a alimentos que engordan, es de las que más calorías tiene.  

El pan integral engorda menos que el blanco 

Los dos engordan igual. La diferencia es que el integral llena más y se come menos.  

Una dieta rica en proteínas nos ayuda a adelgazar 

En esto se basan dietas como la Atkins. Su consumo debe ser moderado, por los problemas de salud que puede provocar su ingesta excesiva.  

Hay que tomar la fruta primero en las comidas  

Pues lo mismo que el agua. En un principio la fruta tiene el mismo efecto se tome cuando se tome, pero si se come antes, no cabe duda de que nos llenaremos antes  y “supuestamente” eliminaremos otros alimentos de mayor contenido calórico.  

Por otro lado la absorción de la fructosa se hace más rápida con el estómago vacío que lleno de otros alimentos y la digestión será más corta. La fructosa se absorbe en el intestino sin necesidad de digestión previa, por lo que es una fuente muy rápida de energía. 

La vitamina C cura el resfriado 

Curar, no cura. Si puede ayudar a prevenirlo, ya que la vitamina C refuerza las defensas.

Haciendo abdominales se quitan los michelines

Mediante el entrenamiento de fuerza abdominal lo que conseguimos es tonificar los músculos, pero si queremos quitarnos las reservas de energía acumuladas en el abdomen en forma de grasa lo que tenemos que hacer es gastarla.

Como podemos quemar la grasa? Realizando ejercicio físico de intensidad moderada (resistencia aeróbica) durante más de 20 minutos. Por ejemplo correr, patinar, motar en bici, nadar, caminar…Para obtener el mismo gasto energético tendremos que aumentar el tiempo de ejecución en función de la intensidad de la actividad, es decir,  no consume la misma energía montar en bici que correr.

Te mostramos la guía que debes seguir a la hora de realizar cualquier actividad para no sufrir ningún riesgo físico o lesión.

 INTENSIDAD PROGRESIVA CALENTAMIENTO SEGURIDAD INTENSIDAD REGRESIVAINDUMENTARIATEMPERATURA  PROTECCIÓN HIDRATACIÓN

La dieta y el ejercicio deben ir unidos para conseguir mejorar vuestra imagen corporal. Las dietas milagro no existen y para hacer ejercicio físico necesitamos energía como un coche la gasolina. Desde este blog te recomendamos unas publicaciones que te ayudarán a conseguir tus metas. Si tienes alguna duda ya sabes que estamos aquí para guiarte en tu proceso de aprendizaje.

Revista Sport Life

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: